Trafico Animales

Facebook es usada por millones y millones de personas para compartir fotos, vídeos, enlaces y mandarse mensajes, por lo que, siendo una plataforma tan grande, es normal que algunos usuarios les salgan rana. Facebook está en el punto de mira por motivos de privacidad y el uso de datos con fines publicitarios, pero no todo lo malo que ocurre en la red social tiene que ver con nuestras vidas. Algunas veces, los protagonistas son los animales, y no siempre para bien.

TRAFFIC, que se autodefine como “una ONG líder que trabaja a nivel mundial en el comercio de animales y plantas silvestres en el contexto de la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible”, ha descubierto una red de tráfico de animales en Tailandia que operaba a través de grupos de Facebook. En total, 12 grupos, 1.500 listados de animales vivos y más de 200.000 participantes.

Traficando con animales en peligro de extinción a través de grupos de Facebook

TRAFFIC analizó estos grupos de Facebook y a sus participantes durante 2016. Afirman que, si bien es cierto que dos de los grupos han dejado de existir, el número de usuarios activos en esta red se había duplicado en solo dos años (de 106.111 miembros en 2016 a 203.445 en 2018).

Entre los 200 animales diferentes que se encontraban a la venta había dos especies autóctonas en peligro de extinción: la nutria euroasiática (o Lutra Lutra) y el galápago rayado. Por otro lado, también se han encontrado animales nativos de Tailandia cuyo comercio internacional está terminantemente prohibido, como el rhinoplax vigil, el cocodrilo siamés y el oso tibetano. De acuerdo a TRAFFIC, sacar una sola de estas especies de su hábitat natural puede tener implicaciones muy serias en la supervivencia de la especie.

Algunos de los anuncios de venta no eran de animales vivos, sino de especies muertas o determinados miembros del cuerpo

Pero va más allá. Algunos de los anuncios de venta no eran de animales vivos, sino de especies muertas o determinados miembros del cuerpo. Como recoge la BBC, el 47% de las especies puestas en venta no estaban protegidas por las leyes de protección de Tailandia, leyes que, por otro lado, no han evitado que 105 especies protegidas se pudieran comprar a través de los grupos. Destaca, por ejemplo, el loris perezoso. Según Kanitha Krishnasamy, directora regional de TRAFFIC en el sureste asiático, “el creciente comercio de vida silvestre online solo aumentará la presión sobre las especies no autóctonas amenazadas que actualmente no tienen protección legal o regulación”.

Por su parte, un portavoz de Facebook ha confirmado que “Facebook no permite la venta o el comercio de especies en peligro o sus partes” y que “eliminamos este material tan pronto como nos damos cuenta”. Asimismo, se comprometen a “trabajar con TRAFFIC y las autoridades policiales para ayudar a abordar el comercio ilegal en línea de vida silvestre en Tailandia”.

TRAFFIC publicará el informe sobre el uso de Facebok para el comercio de animales en Tailandia a lo largo de esta semana en su web. De acuerdo a la WWF, “el comercio ilegal de vida silvestre es un serio problema de delincuencia internacional” que “ocurre cada vez más en el mundo digital” y que “necesita soluciones globales que mejoren la aplicación de las leyes, creen conciencia y reduzcan la demanda de productos silvestres”.

En Genbeta | Facebook y su pila de mentiras, secretamente dejaban a algunas empresas tener “acceso especial” a datos de usuarios

También te recomendamos


Un par de chicos listos: smartphones y smart TVs, la revolución del ocio tecnológico mano a mano


Facebook presenta sus anuncios jugables: podrás probar demos de juegos sin tener que instalar nada


Facebook se une a la guerra contra Kodi prohibiendo la venta de dispositivos que lo tengan preinstalado


La noticia

Descubren una red de grupos de Facebook que traficaban con animales en peligro de extinción en Tailandia

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
José García Nieto

.

Powered by WPeMatico

Aquí puedes comentar sobre este artículo

comentarios

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola