Hawking

Hoy, al despertarnos, podríamos sentir que el Universo está un poco más oscuro de lo habitual. Hace unas horas conocíamos que Stephen Hawking, una de las mentes más prodigiosas de todos los tiempos, nos abandonaba a los 76 años de edad.

Cuando tenía 22 años, a Hawking le diagnosticaron una esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y en ese momento le notificaron que sólo tenía por delante dos años de vida. Por suerte, la ciencia también se equivoca y nos regaló 54 años más de auténtica sabiduría.

Desgraciadamente, su cuerpo se fue apagando cada vez más, pasando la mayor parte de su vida en una silla de ruedas. Mientras, su mente seguía funcionando a pleno rendimiento y gracias a la tecnología Hawking ha podido compartir con nosotros todos sus conocimientos y predicciones.

Recuperando una voz perdida

A finales de los años 70, Hawking vio como su capacidad de hablar se había deteriorado muchísimo. De aquella tuvo que servirse de un intérprete, que le ayudaba a que otras personas entendieran lo que trataba de decir.

Perdió el habla por completo en el año 1985, tras sufrir una neumonía. Durante un período de tiempo, Hawking sólo pudo expresarse a través de unas tarjetas con letras impresas, que otra persona iba seleccionando según los movimientos de cejas que hacía el científico.

Cuando perdió el habla, en 1985, se comunicaba mediante sus cejas y unas tarjetas con letras impresas.

Imagen 14 3 18 9 48 Pegada

Debe ser muy frustrante tener una mente como la de Hawking y sólo poder expresarte de un método tan lento y rudimentario. Por si fuera poco, paulatinamente fue perdiendo el uso de sus extremidades y del resto de la musculatura voluntaria. Esto significa que su movilidad era prácticamente nula.

David Mason, un ingeniero de la Universidad de Cambridge, agregó a su silla una pequeña computadora y un sintetizador de voz. Su voz se volvió robótica e impersonal, pero gracias a ella pudo escribir libros y docenas de documentos.

Así funcionaba el sistema que permitía hablar a Hawking

Gordon Moore, fundador de Intel Labs, le hizo a Hawking una promesa hace más de 20 años: su empresa soportaría todas sus necesidades informáticas de por vida. En 2014, SwiftKey e Intel anunciaron un nuevo sistema hecho a medida y basado en sus textos científicos.

Un sensor infrarrojo instalado en sus gafas detectaba los movimientos de su mejilla, con los cuales el científico podía seleccionar caracteres y navegar por los diferentes menús de la pantalla.

Imagen 14 3 18 9 35 Pegada

Gracias a un algoritmo de texto predictivo (como el que podemos encontrar en la mayoría de los smartphones) el sistema era capaz de adivinar la palabra que estaba intentando escribir Hawking, llegando a aprender aquellas expresiones que utilizaba habitualmente.

Hawking veía un cursor que se movía por cada letra y cuando llegaba a la letra deseada sólo tenía que mover su pómulo para marcarla. Al hacerlo comenzaba a funcionar el predictor de palabras. Una vez que estaba de acuerdo con el texto podía decidir si comunicarlo mediante la voz que todos ya conocemos.

Stephenintel

Curiosamente, con el paso de los años, Hawking pidió que mantuvieran la voz robótica que tanto le caracterizaba (ya se sentía identificado con ella). Además, también pidió que no modificaran la interfaz del programa, ya que estaba acostumbrado a él.

A mediados del 2015, Intel liberó el sistema ACAT (Assistive Context-Aware Toolkit), para que cualquier persona que lo necesite pueda utilizarlo sin coste. Hawking fue la primera persona en probarlo y ya llevaba un año utilizándolo.

De hecho, la página oficial de Hawking tiene un apartado en el que hablaba específicamente de su computadora, dando las gracias a Intel por tantos años de apoyo. Además de describir el sistema ACAT, en ese texto afirmó que su equipo está basado en Windows y enumeró algunos de los programas que utilizaba:

“Puedo consultar mi correo utilizando Microsoft Outlook, navegar por Internet utilizando Firefox o escribir mediante Microsoft Word. Mi última computadora de Intel también tiene webcam, así que puedo utilizar Skype para estar al día con mis amigos”.

Además, al final de este texto también reveló cuál era la “configuración actual” que estaba utilizando:

  • Computadora: Lenovo Yoga 260 (proporcionada por Lenovo e Intel)
  • Procesador: Intel® Core™ i7-6600U CPU
  • Almacenamiento: 512GB SSD
  • Sistema operativo: Windows 10
  • Interfaz ACAT

Article 2089062 0f8748ce00000578 567 634x388

Gracias a estos avances, la humanidad no se ha perdido a una de las mentes más brillantes de su tiempo. Hawking demostró ser muy inteligente, a muchos niveles, pero él mismo se encargó de recordarnos algo verdaderamente esencial:

“La inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”.

En Xataka | Stephen Hawking libera online y para todo el mundo su tesis doctoral de 1966
Imagen destacada | Wired

También te recomendamos


Cómo seguir la lluvia de estrellas ‘Oriónidas’, fuera o dentro de casa


Escucha los sonidos más aterradores del espacio: una playlist creada por NASA para Halloween


Efectos de sonido: ¿lo único que nos asusta del cine de terror actual?


La noticia

Gracias a la tecnología por haberle devuelto la voz a Stephen Hawking

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Santi Araújo

.

Powered by WPeMatico

Aquí puedes comentar sobre este artículo

comentarios