Neutralidad Muerta

Crónica de una muerte anunciada. Aunque han pasado unos seis meses desde que la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC) aprobara derogar las regulaciones que protegían la neutralidad de la red en ese país, el proceso legal continuaba en marcha y aún habían algunas esperanzas de salvarla.

Hace un mes, finalmente la FCC puso como fecha oficial el 11 de junio de 2018, y aunque el Senado norteamericano entregó una petición para obligar a los senadores a votar antes del 12 de junio y prevenir esto, se quedaron cortos por el apoyo insuficiente y ahora estamos aquí, en un panorama poco sorprendente, pero no menos desalentador.

Un último intento con muy poco a su favor

El intento del Senado tenía pocas posibilidades para empezar. En mayo, uno de los senadores demócratas presentó lo que se conoce como una solicitud de aprobación que obligaría a la Cámara de Representantes (de mayoría republicana) a votar una Ley de Revisión del Congreso.

Este tipo de ley le permite al Congreso eliminar algunas acciones regulativas por parte de otra agencia gubernamental en un periodo de 60 días desde su promulgación.

Aún si el Senado lograba forzar una votación a su favor, igual necesitarían la firma del actual presidente de la nación para salvar la neutralidad de la red

Para forzar esa votación, la moción necesitaba una mayoría de 218 representantes, y después de eso necesitaría además ser firmada por el presidente, algo que probablemente nunca iba a suceder puesto que la administración de Trump ha estado siempre en una posición contra la neutralidad de la red.

Las firmas se estancaron en 170, y aunque el viernes todo el Caucus Demócrata del Senado escribió una carta al presidente de la Cámara de Representantes, instándolo a programar una votación que podría preservar las regulaciones de banda ancha, nada pasó, este ni siquiera comentó al respecto.

Las reglas que se han derogado

Neutralidad De La Red Muerta

Esto quiere decir que ahora las protecciones a la neutralidad de la red que se establecieron durante la presidencia de Barack Obama, ya no aplican. Esas reglas prohibían tres cosas sumamente importantes:

  • Bloqueo: los proveedores de internet no podían discriminar ningún contenido bloqueando sitios web ni aplicaciones
  • Throttling: los ISP no podrían ralentizar la transmisión de datos debido a la naturaleza del contenido.
  • Priorización pagada: los ISP no podrían crear una Internet de dos velocidades, es decir, una linea rápida para empresas y consumidores que pagaran cuotas premium y una linea lenta para quienes no lo hicieran.

A pesar de la eliminación de estas reglas, varios estados norteamericanos han tomado el asunto en sus propias manos y han firmado sus propias leyes para reemplazar las reglas de la FCC.

En Montana y Nueva York se han firmado órdenes ejecutivas para forzar la neutralidad de la red, y hasta 29 estados más han introducido sus propios proyectos de ley para asegurar la neutralidad, aunque varios han fracasado, y otros están pendientes.

Si algo queda claro es que aunque la neutralidad haya muerto oficialmente, seguirá habiendo una oposición firme contra la FCC de Ajit Pai, y tampoco será el fin de las quejas ciudadanas, especialmente si las empresas de telecomunicaciones empiezan a aprovechar su nueva libertad para hacer lo que les plazca con el tráfico.

En Genbeta | La neutralidad de la Red de nuevo en jaque: qué ocurre y qué consecuencias puede traer

También te recomendamos


Tres meses después de la “muerte” de la neutralidad de la red: qué ha cambiado y qué no


Los Embajadores de Canon y sus objetivos imprescindibles


Estas son las razones por las que la neutralidad de la red en Estados Unidos no ha muerto (aún)


La noticia

Ni cerca de los votos necesarios para salvarse, la neutralidad de la red en EEUU muere hoy oficialmente

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Gabriela González

.

Powered by WPeMatico

Aquí puedes comentar sobre este artículo

comentarios

Esta web utiliza cookies . Si continuas navegando estás aceptándola